Historia de la Logia

La Fundadora, Benemérita y Respetable Logia Simbólica Luis Vargas Torres se constituyó el 13 de marzo de 1974, bajo los auspicios de la Gran Logia del Ecuador, siéndole asignado el número 17. Para 1979, la Vargas Torres fue una de las cuatro logias que propiciaron el levantamiento de grandes columnas de la M.·. R.·. Gran Logia Equinoccial del Ecuador, cuyo primer M.·. R.·. Gran Maestro fue el Q.·. y R.·. H.·. Pablo Guerrero Torres, quien también fuera el primer Venerable Maestro de nuestra Logia.

A pesar de algunos quebrantos, en especial la grave crisis de finales de la década de los ochenta, el intenso trabajo masónico de la Vargas Torres se refleja en un continuo crecimiento cualitativo y cuantitativo. De nuestra Logia se han derivado nuevas logias, tanto en Quito como en Esmeraldas.

Para la década de los noventa, la Vargas Torres está en pleno y constante crecimiento, se proclama progresista, interesada en la problemática nacional y mundial, creando una identidad masónica especial, perfilándose como referente en la masonería equinoccial, por el rigor en el ritual dentro del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

El inicio del nuevo siglo encuentra a una Logia fortalecida, con una actividad sostenida en el tiempo y el espacio, siempre con regularidad en el trabajo, preparando nuevos maestros para dar lugar al cambio generacional.

Una característica de la Vargas Torres es la diversidad de las formaciones profesionales de los QQ.·. HH.·., donde prima el librepensamiento. Particularmente, la presencia de destacados músicos ha permitido la conformación de una permanente «Columna de la Armonía» que opera hasta nuestros días y que ha incluido a destacados maestros de este arte.

La F.·. B.·. R.·. L.·. S.·. Luis Vargas Torres N.° 17 ha mantenido en sus 44 años de vida una línea acorde a los principios masónicos que dieron lugar a su levantamiento de columnas, liderando en sus inicios los difíciles momentos de la creación de la G.·. L.·. E.·. D.·. E.·., superando con sacrificio y entrega la creación de nuevas logias, fortaleciendo sus columnas y manteniendo la esencia de su creación.

– Tomado de Reminiscencias de la F.·. B.·. R.·. L.·. S.·. Luis Vargas Torres N.° 17
y su aporte a la Masonería Ecuatoriana

de José Padilla Villacís, M.·. M.·.